Predigten

El anuncio del Reino de Dios, un Reino universal

Llama la atención la variedad de lugares y ambientes en los que Jesús anuncia el Reino. Le vemos predicando en Jerusalén y en pueblos muy alejados. En el Templo, en sinagogas o en casas. En el llano, al borde del lago y en las montañas. Cuando la gente está orando, trabajando, en una fiesta o comiendo. Y tras Pentecostés, sus discípulos lo difundirán a todas las culturas. El Reino de Dios no tiene fronteras. Abarca a todos: “Ya no hay judío ni griego, ni esclavo ni libre, ni hombre ni mujer” (Gal 3,28), dirá más tarde san Pablo.

Spanisch

Ahora nos toca a nosotros

Llegamos hoy “al atardecer de ese mismo día” que iniciamos el domingo pasado, “el primer día de la semana, de madrugada, cuando todavía estaba oscuro”. Completamos así las horas gloriosas de este Gran Día del Señor compuesto por toda una semana en honor a la Resurrección de Jesús y, por lo mismo, en honor de nuestra redención definitiva. Desde aquel primer domingo de la Resurrección hasta este segundo domingo hemos podido compartir con inmenso gozo la presencia del Resucitado.
Spanisch

Bientôt, il fera nuit !

Bientôt, il fera nuit ; et bientôt s’étendront des ténèbres ! La nuée ne sera pas lumineuse, le soleil sera comme voilé ! La Ville de Paix rejettera son Sauveur ; la liesse d’un instant ne sera plus de saison. Chacun le sait, le sent. Nul n’en parle pourtant. La stupeur est là et plombe le silence.

S’il est certains jardins aux couleurs de l’Éden, d’autres restent trop sombres. Les oliviers y croissent, mais les pressoirs oppressent : Gethsémani, en désigne un. Tout commencera donc là. En quelques instants, le temps que Jésus soit trahi, arrêté, transféré, c’en sera fait.

Französisch

Seiten

Predigten abonnieren