¡Toma tu rosario!

Es bien conocido que, el comienzo del año es el período en el que tomamos buenas resoluciones. También es bien conocido, que los buenos propósitos duran unas cuantas horas, quizás días ... y rara vez unos pocos meses!

Vas a renunciar ahora que el año acaba de comenzar? Seguro que no! Esta es una resolución para el nuevo año 2011: retoma tu rosario.

Evidentemente, la primera operación consistirá en que obtengas este extraño collar de cuentas de dos diferentes tamaños. Y después de haber consultado con alguien de tus familiares que saben utilizarlo, serás capaz de lanzarte.

Podría ser un poco temerario iniciar por un Rosario entero o bien por una parte. No, inicia justo por una docena del rosario. Nada más simple, pon, entre tu pulgar y tu índice, una cuenta grande del rosario y recita un Padre Nuestro. Luego, por cada una de las 10 pequeñas cuentas siguen, reza un Ave María. Al fin de esta serie, dirás un Gloria al Padre, luego la Oración de Fátima. Puedes asociar a ésta decena un misterio del Rosario. Además, puedes orar por una intención particular. Puedes orar también cada uno de los Ave Marías por alguno de tus conocidos, por la paz, lo que gustes.

Esta decena del rosario será como una cita cotidiana con Dios a través de María. Le tomarás gusto y sin duda, te dirás si puedes recitar otra decena, y otra más… hasta rezar un rosario entero.

El Rosario, es el amor que nunca se repite de nuevo
El Rosario, es una oración por la paz y que da la paz a quien la recita.
El Rosario, es el Evangelio con María.

Entonces, reza el Rosario: nada más simple, cualquiera que sea el entorno. Y repite las palabras del arcángel Gabriel, las de Isabel.
Predica el Rosario : de nuevo, es fácil de rezarlo con otros, de encontrarse con Jesús por María. ¿Por qué no lo propones a tu alrededor ?
Vive el Rosario: A fuerza de frecuentar a Jesús en los misterios de su vida, acabarás pareciéndotele un poco. Valor, el te espera y te llama.

¡Y lo más importante, toma tu rosario !
¡Qué esté siempre a la mano, listo para alimentar tu oración !

Reza, predica, vive… ¡el Rosario!

Category:
Español