Julio y agosto...¿un desierto espiritual?

Es cierto que no es verano en todas las partes del mundo, pero los meses de julio y agosto son a menudo la ocasión para muchos de nosotros de tomar vacaciones y algún tiempo de descanso...

De todas formas, cambiamos de ritmo y lo necesitamos a menudo después de un curso escolar, universitario o profesional bien lleno.

Este cambio de ritmo tiene evidentemente consecuencias en nuestra vida espiritual.

Muchos aprovechan este tiempo libre para tomar fuerzas, para lanzarse por los caminos de una peregrinación (¡sobretodo este año jacobeo!), para hacer unos ejercicios espirituales, solo o en familia..

Además Nuestra Señora nos da varias citas en el corazón de estos meses : el 16 de julio, es Nuestra Señora del Carmen, el 15 de agosto, será la Asunción y el 22 de agosto celebraremos la fiesta de María Reina.

Muchos más todavía serán a quienes les cueste más paradójicamente encontrar tiempo para Dios, con la desaparición de los ritmos habituales. Y no es raro encontrar, la víspera de la salida de vacaciones, a fieles que temen estas semanas menos enmarcadas, más libres.

Nuestros meses de julio y agosto no serán pues un desierto espiritual...pero será necesario hacer un esfuerzo personal

Vuestro sitio Rosarium será un poco menos puesto al día regularmente puesto que el que se cuida de ello cotidianamente estará en Haïtí durante todo el mes de agosto y no será fácil encontrar un lugar para conectarse. Por otra parte, os recomienda que recéis por esta misión a esta tierra desolada. Habrá que ser un poco pacientes e indulgentes si no hay nada nuevo cada día!

Nuestro Rosario será como un oasis en el corazón del verano.
Como tantos otros oasis donde el alma viene a refrescarse, nuestras decenas del rosario estarán presentes a lo largo de nuestros días.

Sería una lástima, que a causa de nuestra negligencia, dejáramos nuestra alma morir de sed...espritual!

¡Rezad el Rosario!


Fr. Louis-Marie ARIÑO-DURAND, o.p.

Promotor General del Rosario

Category:
Español