Editorial - Mayo 2011 - Nº 354


N° 354 - Mayo 2011

Tema del año 2010-2011:
“Vi una multitud inmensa”

Un mes de Mayo tan bello…

El mes de Mayo, en primavera, con el encanto de las flores llenas de esperanza.

Y es verdad que María, como dice San Pablo, nos da aliento para esperar contra toda esperanza porque es también, yo diría sobre todo, el tiempo pascual que celebra la re-creación, la vida nueva, que abre para nosotros Jesús resucitado.

El ya no muere más pues ha ganado la victoria sobre la muerte.

En El esperamos que nuestra muerte, la de los seres queridos, no sea el fin sino un tránsito, una Pascua hacia la vida nueva con Jesús resucitado.

Pero descubrimos con alegre admiración que en el hemisferio sur es otoño. La estación de los frutos. Y este año rezamos con los Hechos de los Apóstoles el inmenso acontecimiento de Pentecostés.

La multitud está reunida, principio de esta multitud inmensa, nacimiento de la Iglesia.

Pentecostés es un fruto de Pascua. Así, con el tiempo de las flores y de los frutos, vivimos aquí y allá, en el mundo entero, la alegría de la salvación con María.

Y descubrimos que Pascua va hasta Pentecostés.

O mejor, que el único acontecimiento de la Salvación del mundo va desde Jueves Santo, donde Jesús se da, el Viernes Santo donde María permanece depie cerca de la cruz, a la noche de Pascua donde Jesús sale victorioso del sepulcro, hasta la mañana de Pentecostés en la que los Apóstoles con María reciben en medio de la multitud el Espíritu Santo.

El Espíritu Santo es el que anima la Iglesia.

Con María recibimos las flores y los frutos de la Resurrección en toda la Iglesia, en el Sur y en el Norte.

P. Gilles Danroc, dominico
Capellán internacional

Editorial de Junio 2011

Equipes du Rosaire International
8 Rue Fabre
F-34000 MONTPELLIER
FRANCE
Equipes International|Equipos del Rosario - España
C/ Cantonetes, 1
E-44600 ALCAÑIZ (Teruel)
ESPAÑA
http://pablorodam@hotmail.com http://salvihe@hotmail.com

Category:
Español