“Tuus totus ego sum, et Omnia mea tua sunt”

Tema del año 2013-2014:
“El misterio de la Fe es grande”

Había sido muy pretenciosa cuando, al principio de mi primer mandato como coordinadora internacional, escogí “totus tuus” para crear mi dirección electrónica. No había calculado todo lo que eso implicaría para mí. Me pareció bonita la expresión y, día a día he tomado conciencia de la exigencia de la elección que había hecho. Buscar “hacer como” Karol Wojtyla, el futuro Papa Juan Pablo II, que había elegido este lema en 1958 cuando fue nombrado obispo, estaba muy por encima de mis capacidades espirituales, incluso con la ayuda de María.

Entre este “si” dado a Simone Sacaze para sucederle en 2007, que me había dicho ser un “si” dado a María y “totus.tuus” –todo a ti, María– , estáis vosotros, mis queridos amigos y amigas de los Equipos del Rosario del mundo entero. Vosotros que habéis leído cada dos meses mis editoriales; vosotros, que habéis meditado los folletos que he redactado y que nuestros queridos traductores han traducido fielmente; vosotros, con los que he mantenido regularmente correspondencia; vosotros, que me habéis recibido tan amistosamente en vuestros países; vosotros que habéis respondido a mis invitaciones para venir a Francia; todos vosotros a los que sólo conozco de nombre y algunos que sólo tengo en foto…

Y luego están Frère Gilles, Claire, Angèle, Martine y Brigitte sobre quienes me he podido apoyar para acrecentar la dimensión internacional de los Equipos del Rosario. Nunca sabré agradecer lo suficiente haberme apoyado, acompañado y animado.

Amigos y amigas, sabéis que todo es porque nuestro Movimiento está vivo y que, siempre apoyado por el Evangelio con María, se renueva. Sabed también que tengo la alegría de comunicar hoy que transmito esta misión de coordinadora internacional a Teresa, alegría amplificada porque este relevo habrá tenido lugar en nuestra última reunión del Comité Internacional de coordinación en Saint Laurent sur Sèvre, en el mismo lugar donde el Padre Luis María Grignion de Monfort adoptó el lema “Totus tuus ego sum et omnia mea tua sunt” que él traducía así: “Soy todo suyo y todo lo que tengo te pertenece, oh, mi amable Jesús, por María tu santa Madre”. Que por la gracia de Cristo Salvador, por intercesión de la Virgen de Lourdes, la Esperanza nos haga caminar siempre más lejos, si, siempre más lejos.

Marie-France SEILLIER,
Coordinadora internacional

Editorial de Marzo 2014

Équipes du Rosaire International
8 Rue Fabre
F-34000 MONTPELLIER
FRANCE
Équipes International|Equipos del Rosario - España
C/ Cantonetes, 1
E-44600 ALCAÑIZ (Teruel)
ESPAÑA
http://pablorodam@hotmail.com http://salvihe@hotmail.com

Category:
Español