“Cantemos nuestro Magnificat con María”

Tema del año 2014-2015:
“Esperar contra toda esperanza”

Si, Cristo viene glorioso. Esto es lo que vivimos en el tiempo de Adviento, aportado por la formidable esperanza que al término de la historia, Cristo vendrá a buscar a la humanidad de vivos y muertos para hacer pasar este mundo al Reino donde Dios será todo en todos. Si, nuestro porvenir personal y el de toda la humanidad está en Dios y no en las potencias de este mundo, capaces hoy día de destruir la tierra. Capaces de lo peor cuando reemplazan a Dios.

¿Sobre qué se funda esta formidable esperanza? Sobre el hecho de que Dios cumple sus promesas: Ha enviado a su Hijo no para condenar al mundo sino para salvarlo. Jesús es el salvador del mundo, ha ido hasta el límite de su misión entregando su vida en la cruz, pero Dios lo ha resucitado de entre los muertos y lo ha hecho entrar en su gloria. El ha adentrado a María, su madre, en la gloria y desea adentrarnos a nosotros también en su gloria, pues es el primer nacido entre los muertos, primer nacido de entre una multitud de hermanos. Podemos decir que nosotros caminamos siguiéndole.

Dios mantiene sus promesas y nosotros lo comprobamos en Navidad cuando el Verbo se encarna. Dios ha visitado a su pueblo, no nos ha abandonado en la noche del pecado. Dios está definitivamente con nosotros gracias a Jesús, el Cristo nacido de María.

Ahí vemos por qué María canta su Magnificat, mientras que Juan Bautista salta en el vientre de Isabel: La gloria vuelve a la tierra, porque Dios está con nosotros.

En Navidad Dios se hace carne, ¡Cantemos todos su advenimiento!
Al fin de los tiempos Dios vendrá en su gloria, pues es el vencedor de la muerte.

Entre los dos advientos está el tiempo de la Iglesia, nuestro tiempo.

Y Jesús resucitado no cesa de estar con nosotros: nos da su Espíritu Santo, nos confía su Palabra, se da en la Eucaristía y se deja encontrar en nuestros hermanos, especialmente en los que sufren en sus cuerpos y en sus espíritus.

Por esta razón cantamos “Magnificat” con María.

Este mes de Diciembre de 2014, como María, propongo que cada miembro de los Equipos del Rosario escriba o rece su “Magnificat” contando las maravillas de Dios, que cumple sus promesas en la vida personal.

Cantemos juntos con María todos nuestros “Magnificat” en acción de gracias por Jesús nuestro Salvador.

P. Gilles Danroc, dominico
Capellán internacional

Editorial de Enero 2015

Équipes du Rosaire International
11 rue du Bois de la Chaînée
F-37530 SAINT OUEN LES VIGNES
FRANCE
Équipes International|Equipos del Rosario - España
C/ Cantonetes, 1
E-44600 ALCAÑIZ (Teruel)
ESPAÑA

http://pablorodam@hotmail.com http://salvihe@hotmail.com |

Category:
Español