El Rosario en Corea

Tercera etapa de la expedición asiática del Promotor general del Rosario: Corea del Sur, del 24 al 28 de octubre del 2015. En esa ocasión, fueron las hermanas de la congregación las Dominicas del Santísimo Rosario de Monteils que le acogieron. Esta congregación, fundada, como su nombre lo indica, en Monteils, en el departamento de Aveyron en Francia, conoce un renuevo de vocaciones en Asia, en particular en Vietnam y en Corea del Sur.
 

Una pequeña comunidad de tres hermanas vive en Seúl y fue allí donde se alojó el Promotor durante su estancia. ¡Qué alegría de encontrar de nuevo a sor Marie-Véronique, a sor Claire y a sor Anne-Élisabeth- lástima, que a esta última hermana la vio solamente la primera tarde, ya que salía hacia Camboya en misión- que ya había encontrado tantas veces en Francia!

Sor Marie-Véronique, Juliana y Sor Claire

 

La corta estancia en Corea fue muy llena. Al día siguiente de su llegada, se realizó una visita a los hermanos dominicos que están instalados al otro lado de la inmensa ciudad de Seúl.

Luego, gracias a varias laicas -Juliana, Clara y Veritas- que ayudan generosamente a nuestras hermanas, diferentes actividades fueron posibles. La primera tuvo que ver con las monjas del monasterio de la Madre de Dios de Baeron. La misa, celebrada en español, fue magnífica gracias a los cantos maravillosos de las hermanas. Seguidamente, hubo un encuentro con toda la comunidad. Las hermanas han preparado un mapamundi y, cada día del Jubileo, siguen el Rosario Peregrino en su itinerario a través de los monasterios de la Orden. Luego, les pedimos que nos cantaran de nuevo el himno del Jubileo y lo interpretaron maravillosamente… antes de sacar la foto que pueden ver aquí debajo.

Las monjas del Monasterio de la Madre de Dios de Baeron

 

Nos desplazamos a dos santuarios. Uno de ellos se alza en un lugar de martirio de cristianos coreanos, el otro, es el de Nuestra-Señora del Rosario de Namyang. Este último santuario, que se encuentra en medio de la naturaleza a la cual el otoño da espléndidos colores, está en pleno desarrollo: el sacerdote que se encarga del lugar quiere empezar la construcción de una basílica para todo el continente asiático. También desea que se rece allí a la Virgen María para obtener la reunificación pacífica de Corea. Un inmenso rosario, compuesto par grandes cuentas de granito, serpentea a través de todo el santuario. Los fieles rezan, a su ritmo, siguiendo esta cadena que une la tierra con el cielo.

La capilla del santuario de Nuestra Señora del Rosario de Namyang

 

Fr. Louis-Marie ARIÑO-DURAND, OP
Promotor General del Rosario

Category:
Español