Peregrinación de la Coordinación internacional de los Equipos del Rosario en Caleruega, Fátima y Toro

Un artículo de Chantal Courtin coordinadora internacional de los Equipos del Rosario

El 19 de septiembre, cuatro miembros de la Coordenación internacional: fray Louis-Marie Ariño-Durand, Janine Bordet, Nathalie Tranvan, y Chantal Courtin, salieron del convento de Toulouse en coche para una semana inolvidable.


Fray Louis-Marie, Nathalie, Chantal y Janine

Después de haber cruzado el país Vasco, llegamos a Caleruega en Castilla-León. Pueblo pequeño a 900 metros de altura, situado en un paraje árido de la Meseta, Caleruega es el lugar del nacimiento de santo Domingo. Fuimos acogidos calurosamente tanto por los hermanos del magnífico Convento de Santo Domingo, como por las monjas dominicas que pudimos encontrar.

Visitamos el claustro, el museo la cripta y el Pequeño Pozo de Santo Domingo asi como la iglesia parroquial donde fue bautizado. Visitamos también el presioso monasterio de Santo Domingo de Silos.

Para nosotras, laicas, descubrimos que los santos lugares dominicos no eran solamente Fanjeaux, Prouilhe y Toulouse, sino que existía también Caleruega… Descubrimos también la importancia de santo Domingo en la historia y la vida del pueblo español y el gran cariño de los habitantes de Caleruega por la beata Juana de Aza, madre de santo Domingo.


Caleruega

Luego, llegamos al santuario de Fátima: un lugar bendito, en una peregrinación jubilar, seguimos los pasos de Francisco, Jacinta y Lucía, sumirgiéndonos en el Corazón Inmaculado de María. Desde hacía varios meses, cada uno se había preparado para ese tiempo espiritual. ¡Cuántos encuentros verdaderamente bellos a lo largo de esos días en el santuario en el que están presentes, con mucho fervor, tantas familias!


Fátima

En el camino de regreso, nos paramos en Toro, en el hermosísimo monasterio Sancti Spiritus en el que las monjas dominicas nos acogieron extraordinariamente. Visita del monasterio y del museo, encuentro bellísimo con las hemanas que nos ofrecieron unos pasteles de su producción y vino de sus viñas.

Y si hemos descubierto algunos lugares caminando espiritualmente, hemos aprendido también a conocernos mejor, con la amistad, la oración y ¡también riendo en torno a unos vasos de Oporto!

Category:
Español