Resurrexit, sicut dixit, alleluia!

¡Ya se han terminado los días de la Pasión hemos oído en el momento de la bendición solemne de la misa de Pascua!

He aquí una nueva razón para tomar nuestro Rosario para dar gracias a lo largo de este Tiempo Pascual.

Por la meditación de los Misterios Gloriosos...

¡Entremos en la alegría de la Resurrección!

¡Dejémonos arrastrar detrás del Señor en su Ascensión!

¡Tomemos la palabras que nos inspira el Espíritu de Pentecostés para que nos alegremos en nuestra Iglesia!

¡Contemplemos a Nuestra Señora, en su Asunción, prefiguración de lo que espera a los creyentes!

¡Y mirémosla, a esta mujer en su Coronación, nuestra Madre y Nuestra Reina!

¡Los días de la Pasión han terminado realmente!

¡Tomemos nuestro Rosario, es el tiempo de la acción de gracias, el tiempo de la gloria!

Regina Cæli, lætare, alleluia:
quia quem meruisti portare, alleluia.
Resurrexit, sicut dixit, alleluia.
Ora pro nobis Deum, alleluia.


Fr. Louis-Marie ARIÑO-DURAND, o.p.

Promotor General del Rosario

Category:
Español