¡El Rosario!


La Virgen coronada – Santuario de Nuestra Señora de Lourdes – Francia

El 9 de febrero del 2008


Las tarjetas para la Promoción General del Rosario han sido distribuidas por decenas de miles. Representan, en el frente, una fotografía tomada por fray Louis-Marie Ariño-Durand, OP, y pueden ser utilizadas como una predicación sencilla y evocadora. Todas tienen el mismo respaldo, en las grandes como en las pequeñas: en ellas encontramos, en las tres lenguas oficiales de la Orden dominicana, el eslogan del sitio «Reza, predica, vive… ¡el Rosario!»


Entre todas las estampitas que hemos distribuido para la Promoción general del Rosario, ésta ocupa un sitio muy particular. ¿Me atreveré a decir que es la que prefiero?

Aquellos que conocen bien el Santuario de Nuestra Señora de Lourdes han reconocido la estatua de la Virgen Coronada, instalada en medio de la explanada. Es un punto de cita para los peregrinos.


Esa noche, la antevíspera del 150° aniversario de las apariciones, esperé que la luna se encontrara en la corona de la Virgen. En ese momento la luna brillaba intensamente. ¡Sobre la foto, se diría incluso que se trataba de una hostia! Y María la tiene en su corona. ¡Más que de costumbre y de una manera más singular, nos muestra a su Hijo y se convierte en cierta forma en una custodia!

Algunos reaccionan viendo esta imagen: ¡Ya no se ve a María! Y es verdad. Pero acaso ¿no es normal que la Virgen desaparezca cuando aparece su Hijo?


Esta estampa muestra mejor que cualquier otra lo que es el Rosario: Encontrar a Jesús, por, cómo y con María. Resplandecer con Su luz… pero que ya no se nos vea más.

Si miramos atentamente la estatua, constatamos que hay una cosa que se distingue todavía netamente: la cruz del rosario que lleva María. Hay ahí otro mensaje: podemos tener a Cristo, la Eucaristía, la presencia de Nuestra Señora en la luz, pero la cruz está ahí. Nunca podremos hacer la economía de la cruz ya que el « discípulo no está por encima de su maestro. » (Mt 10, 24)


¡He aquí el Rosario!

¡Encontrar a Jesús, por, cómo y con María, en la luz!

Fr. Louis-Marie ARIÑO-DURAND, OP
Promotor General del Rosario

Category:
Español