Última etapa: ¡Irak!

La larga expedición del Promotor general del Rosario en octubre y noviembre del 2015 llega a su fin: He aquí su última etapa, Erbil, en el Norte de Irak.

Esta ciudad de Kurdistan, en pleno desarrollo, acoge a numerosos refugiados cristianos. Y es allí donde el Rosario ha llegado al encuentro de nuestros hermanos y hermanas dominicos que lo han perdido todo.

No es el primer artículo que aparece en este sitio puesto que ya hemos puesto en línea dos más: uno sobre la apertura del Jubileo de la fundación de la Orden de los Predicadores y el otro sobre los campamentos de refugiados.


Pero sería injusto dar a conocer solamente esta realidad dolorosa. Porque en realidad, hemos visto el ánimo y el valor con los cuales los cristianos afrontan esta situación difícil y precaria.

Así pues, las hermanas de Santa Catalina de Siena están en primera línea. Asegurando la escolaridad de numerosos niños, en varios lugares repartidos en casas y escuelas.


En la escuela de Al Bishara que escolariza a niños de 6 a 12 años


Los hermanos dominicos están también presentes con la enseñanza o acompañando. Siguen con el trabajo comenzado antes del éxodo.

Así pues, fray Najeeb, que ha salvado tantos manuscritos antiguos, en syriaco en particular, comparte su tiempo entre Erbil y dando conferencias por todo el mundo para dar a conocer esta cultura multisecular que está en peligro y que es poco conocida.


La vida sigue pues, a pesar de todo.

Y así de esta forma un porvenir puede ser dado a los niños. La esperanza, más fuerte que todo, muestra este poder de la vida en la adversidad.



Niños del inmueble Al Amal

Erbil, Irak


¿Se pueden olvidar estas miradas, estos encuentros?

Tenemos el deber de ayudar a estos cristianos, materialmente, cierto, pero también con nuestra oración.

¡Descubramos una y otra vez la fuerza de la oración y hagámosles un sitio en nuestro Rosario!


Fr. Louis-Marie ARIÑO-DURAND, OP
Promotor General del Rosario

Category:
Español